Los rayos UV traen dos tipos de consecuencia: algunas a corto plazo (por ejemplo, las quemaduras solares y el enrojecimiento cutáneo) y otras a largo plazo (como las manchas, las arrugas y las lesiones cancerígenas). Porque la piel tiene memoria, es decir, acumula los efectos. Hay dos tipos de cáncer que se dan en la piel: el carcinoma basocelular, que es el más frecuente de la medicina y el melanoma, que es el más maligno. Y en un 80 % de los casos son provocados por el sol.

foto_0120110304134052

Acá te dejamos consejos útiles para que tomes tus precauciones al momento de exponerte al sol y te protegas tu y tu familia, sobre todo los más pequeños.

1. Evitar el sol entre las 11 y las 16. En ese horario hay que estar en la sombra absoluta.

2. Usar protectores solares adecuados. No menos de 15. Lo ideal es que el dermatólogo recomiende a cada persona el que le corresponde, ya que depende de su tipo de piel, de sus hábitos (si son deportistas, por ejemplo), de su edad, etc.

3. Aplicarlo siempre 20 minutos antes de la exposición y renovarlo cada 2 horas. También, al salir del agua o si se transpira.

4. Usar ropa clara, de jean o algodón, sombreros de ala ancha (7 cm) y anteojos de sol adecuados.

5. Luego de estar al sol, darse un baño y aplicar una crema hidratante. También hacerlo con el pelo.

6. Aunque se utilice un protector alto no quiere decir que se pueda estar al sol todo el día. La gente debería autoregularse.

7. Los que tienen lunares deben ir a un dermatólogo una vez por año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s